jueves, 20 de diciembre de 2012

Jane Evelyn Atwood: Condenas en una lente de cristal.

Autorretrato.
Jane Evelyn Atwood, fotógrafa norteamericana residente en París desde 1971, (Nueva York, 1947) . Dedicada al mundo de la fotografía desde mediados de la década de los setenta. Una vez cumplidos los 30 años de edad, tra adquirir su primera cámara se decantó por retratar la postritución del barrio parisino en el que por entonces solía residir. Un excelente trabajo novel que imprimió a su incipiente carrera una fuerza y carácter unidosde por vida a su genial producción. Merecedora del galardón W. Eugene Smith en 1980, por su serie: Blinds (Ciegos), con posterioridad continuo por una senda combativa y crítica en constante maduración. No en vano, reportajes magistrales como: Women in prison (Un recorrido por más de cuarenta cárceles de EEUU, Europa o Europa del Este. 1989), Landmines (Víctimas de las minas antipersonas por territorios de Kosovo, Afganistán o Angola, captadas durante una investigación superior a los cuatro años), Darfur Reffuges, el seguimiento al primer enfermo de SIDA en Francia a lo largo de cuatro meses y medio o una de sus últimas series sobre la vida en Haiti antes del terremoto de 2010 (2008), le otorgan una posición capital en el devenir y conformación del fotoperiodismo actual a nivel internacional. Referencia obligada para las nuevas generaciones, en su extensa carrera profesional ha colaborado y trabajado para una inmensa lista de publicaciones: Life, Telegraph, The New York Times, The Independent,...
Premiada asimismo con multitud de distinciones, su obra ha sido exhibida a lo largo y ancho del planeta, siendo estas alguna de sus exposiciones más destacadas: Canon Gallery, Ginebra, 1982; Festival fotográfico St. Jean de la Ruelle, Francia, 1986; Villa Ghirlanda, Milán, 1990; Museo de Arte de Glasgow, 1994; Museo de Fotografía, Charleroi, Bélgica, 2001; Centro Francesca Bonnemaison, Barcelona, 2005; Meredith College, Raleigh, Carolina del Norte, 208;...

Como apunte final, especial mención merece una declaración de Jane sobre el discurso y proceso creativo desarrollado para llevar a cabo una de sus fotografías más icónicas y la serie Women in prison de una manera general: "Esta foto forma parte de un proyecto de diez años sobre mujeres encarceladas. Me concentré en delincuentes comunes de 40 centros penitenciarios -y algún corredor de la muerte- en Estados Unidos y otros nueve países europeos. Mi estímulo inicial fue la curiosidad, pero la sorpresa, el impacto y el desconcierto poco a poco ganaron terreno. Al final del reportaje el sentimiento ya era de rabia. Conseguir acceder [a las cárceles] fue extremadamente difícil. Pedía un permiso de siete días en cada prisión, pero aunque me lo concedieran desde las instancias más altas nunca sabía lo que me dejarían fotografiar. Dependía de los guardias, del alcaide y por supuesto de las reclusas. Nunca presioné a nadie para que me dejara hacerle una foto. Les explicaba a las mujeres lo que estaba intentando hacer y por qué, y ellas decidían si querían aparecer en mi libro. Algunas aceptaron ser fotografiadas, pero otras muchas no.
Jane en la actualidad.
Tan pronto como terminaba de fotografiar una cosa tenía que saber lo que quería fotografiar luego. Iba siempre acompañada por guardias, alguien de la administración y alguna persona de prensa, y por mi traductor cuando trabajaba en un país del que no conocía el idioma. Siempre había algo que no me dejaban fotografiar.
Esta foto la tomé en 1990 en la prisión de mujeres de Metz, en Francia, durante un 'parloir intérieur', un permiso de visita para parejas encarceladas simultáneamente por el mismo crimen. La pareja de la izquierda estaba en la cárcel por vender mobiliario de cocina inexistente. Fraude. Esperaban estas visitas con impaciencia, pero cuando se acababan solían deprimirse. No recuerdo con qué frecuencia se les permitía verse. Quizás una vez por semana.
La composición de la foto no necesita mucha explicación. Es perfecta para una doble página. Aun así, en algunas revistas en las que no se han parado a mirar la imagen ni leer el pie de foto me han llegado a pedir la 'fotografía de la izquierda' o la 'fotografía de la derecha'…
Por lo que vi mientras hacía el reportaje, la estrategia utilizada en las cárceles de mujeres era la humillación en lugar de la rehabilitación. Las que habían sufrido en el exterior continuaban siendo tratadas como ciudadanas de segunda clase cuando las encerraban. La cárcel no debería servir sólo para privar de libertad a la persona que ha cometido un crimen. No me gusta ver sufrir a nadie innecesariamente, ya sea hombre o mujer.
Por cada mujer que aparece en mis fotos cientos más pidieron que no las fotografiase, asustadas por las represalias que podían sufrir si decían la verdad, tanto fuera como dentro a cargo de los guardias. También hubo miles a las que ni siquiera dejaron que me acercara. Algunas se avergonzaban de hablar, a otras muchas les asustaba hacerlo. Pero la inmensa mayoría son simplemente silenciadas."

Prostitution, (1976-1977).



 Blinds (Ciegos, 1980).




 Women in prison (Mujeres en prisión, 1990).





miércoles, 19 de diciembre de 2012

George Hurrell: Glamour, esencia y épocas doradas.

George Hurrell, fotógrafo norteamericano, (Kentucky, 1 de Junio de 1904-17 de Mayo de 1992). Formado en el Instituto de Arte de Chicago, desde la infancia mostró un especial interés por el mundo de la pintura o el dibujo. Disciplinas que una vez concluidos sus estudios en 1925, fueron vencidas por su exclusiva dedicación a la fotografía. Eleccion, quizás entre otras circunstancias, determinada por su experiencia como asistente de retratista para Eugene Hutchinson en 1923. En otro orden, definida su faceta artística tiene la suerte de retratar a la célebre aviadora Florence "Poncho" Barnes. Fabulosa carta de presentación para Hurrell, ya que Barnes encantada le recomienda para realizar una sesión de fotos a la estrella muda de cine Ramón Novarro. Una sesión espléndida para el actor que no duda en elogiar entre sus colegas el genial talento del autor. Así, y una vez introducido en el negocio de las celebridades, su relación con Hollywood y la MGM no puede ser más exitosa. Crawford, Gable, Garbo, entre otros muchos se deslizan delante de su flash. No obstante, a comienzos de los treinta (1932) un problema contractual con la Metro le lleva a independizarse y montar su propio estudio. Situado en pleno Sunset Boulevard, pasa a ser el punto de encuentro ineludible para el star system "actual". Con posterioridad, en 1938 decide dar por cerrada esta etapa e inicia una nueva aventura profesional esta vez vinculado a la Warner Brothers. Aquí, convierte en iconos a Bogart, Davis o Cagney, mientras que poco tiempo después, ya fichado por Columbia, es el principal valedor del éxito e icónica figura de la principiante Hayworth. Además de imortaliza a los esculpidos rostros de Hepburn o Harlow. Enrolado en la II Guerra Mundial dentro de la Unidad de Cine de la Fuerza Aérea estadounidense, de vuelta y expiradas las décadas de los treinta y cuarenta ya nada volvió a ser igual. El glamour había perdido toda la esencia que le hizo brillar. Ahora, Hurrell fuera de lugar y desposeído de la magia de épocas pasadas, se ve forzado a una reinvención profesional. Centrado en la publicidad o las maquetas, se refugia en la fotografía de películas como vía de escape a un portentoso ingenio que no se puede marchitar. De hecho, pese a estar retirado desde 1976 por su objetivo pasaron nuevas estrellas como Beatty, Travolta o Stone, sin olvidar el trabajo junto a leyendas como Newman o Redford. Además de esporádicas obras como la portada del disco del grupo de rock Queen: The Works (1984) con el retrato a Freddie Mercury como su valor capital. 

Rey de la edad de oro del cine clásico, sus creaciones convertidas en iconos desde el instante del disparo le valieron el sobrenombre de "El señor del retrato hollywoodiense". Referenente obligado para las generaciones futuras, en su momento las glorias del séptimo arte peleaban por uno de sus flashes y se negaban a posar para nadie más. Dueño de una técnica basada en la delicadeza del enfoque, el exquisito manejo de la luz o la elegante imagen conferida a sus modelos, la publicidad paradigma del buen gusto y situada a años luz de cualquier atisbo de vulgaridad puede mostrarse como su definitiva seña de identidad. 

Gary Cooper.

Bette Davis.

Clark Gable.

Joan Crawford.

Rita Hayworth.

Bette Davis.

Buster Keaton.

Carole Lombard.

Errol Flynn.

Veronica Lake.

Greta Garbo.

Humphrey Bogart.

Gene Tierney.

Joan Crawford.

Katharine Hepburn.

Marlene Dietrich.

Peter Lorre.

Marlene Dietrich.

Paul Newman.

Paul Newman.

Paul Newman.
 
Freddie Mercury.

lunes, 17 de diciembre de 2012

John Heartfield: Fotomontaje, sátira y clamor proletario.

Autorretrato con comisario de policía.
Helmut Herzfelde, artista alemán conocido como John Heartfield, (Berlín, 19 de Junio de 1891-Ídem, 26 de Abril de 1968). Formado en La Escuela de Artes Aplicadas de Munich desde 1909 y con posterioridad (1912) en la de Artes y Oficios berlinesa junto a Ernst Neuman, fue tras su vuelta del servicio militar (Periodo en el que conoce al expresionista de la llamada Nueva Objetividad, George Grosz) cuando decidió adoptar un nuevo nombre con una base contestataria y radical (Como crítica al ultranacionalismo alemán claramente anti-británico desplegado a lo largo de la I Guerra Mundial ). Director artístico de la editorial Malik (Obra de su hermano Wieland Herzfelde) desde 1916, poco después y también en compañía de Weiland se convierte en uno de los fundadores del partido comunista alemán a mediados de Diciembre de 1918, del cual pasa a ser el artífice principal para la elaboración de sus carteles a lo largo de los quince años posteriores. De igual manera, en el panorama artístico destaca su inicial vínculo con el grupo dadaísta, en práctica y desarrollado tras ingresar en la edición de la publicación de tirada semanal: Die Arbeiter Illustrierte Zeitung, algo así, como El periódico ilustrado de los trabajadores o en la revista AIZ, poniendo de manifiesto su exquisita sátira y ácida crítica sobre la realidad nazi y la absoluta permisividad por parte de la vigente República de Weimar mediante el uso de su geniales fotomontajes. Un fotomontaje que como afirmaba su colega Grosz se convirtió en el mayor éxito de su producción: "Cuando John Heartfield y yo inventamos el fotomontaje en mi estudio extremo del sur a las cinco en punto de la mañana de Mayo de 1916, ninguno de los dos tenía la menor idea de sus grandes posibilidades, ni del camino espinoso pero exitoso que iba a tomar. Como ocurre a menudo en la vida, había tropezado con una veta de oro sin saberlo." 

En otro sentido su profundo rechazo a la maquinaria nazi, le obliga obviamente una vez encumbrado Hitler, al exilio inmediato de Alemania. Asi, una vez establecido el nazismo desde 1933, emigra a Checoslovaquia y con posterioridad, a partir de 1938, se traslada a Gran Bretaña donde colabora con la creación de fotomontajes para libros y diversas portadas en el News Reynolds, Picture Poste o el Penguin Post. Finalmente, retorna a tierras alemanas en 1950. Afincado en Berlín, será en la capital germánica donde pase sus últimos días ocupado en la elaboración del diseño de escenografías o colaborando estrechamente con el escritor Beltolt Brecht. El cual y a modo de curiosidad, refirió unas ilustres palabras al recuerdo de su persona: "John Heartfield es uno de los artistas europeos más importantes. Trabaja en un campo que él creo a si mismo, el campo del fotomontaje. Es a través de este arte cuando se ejerce la auténtica crítica social."


Italia encadenada, 1928.

Bellotas nazis, 1933.

Como en la edad media, 1934.

El obispo del Reich adiestra a la cristiandad, 1934.

Adolf: El super hombre. Traga oro y escupe mentiras.

Asesinos.

Berlín escucha.

Diálogo en el zoo de Berlín.

El fascismo es su última esperanza.

Goering: El ejecutor del III Reich.

Guerra.

Heil Hitler!

Hierro y sangre.

La cruz aún no pesaba lo bastante.

Las palomas de la paz de Hitler.

Las semillas de la muerte.

Los tres magos en la tierra de la tristeza.

Metamorfosis.

No pasarán.

Y todavía se mueve.




Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...