martes, 30 de octubre de 2012

Wanda Wulz: Montajes, futurismo y tradición.


Wanda Wulz, fotógrafa italiana, (Trieste, 25 de Julio de 1903 - Ídem, 16 de Abril de 1984). Nacida en el seno de una estirpe forjada tras la cámara, disfrutó desde su infancia del contacto directo con la imagen. De hecho, su abuelo Giuseppe Wulz regentaba el afamado Fotografiaco Wulz Studio en Trieste desde mediados del siglo XIX (1868). Un negocio y tradición familiar continuado por su padre Carlo Wulz y heredado por sus hijas (Wanda y Marion) tras su fallecimiento en 1928. Inmersa en la actividad profesional descubre el dominio del retrato, la luz o la práctica del taller y conjuga sus firmes conocimientos técnicos con una endemoniada pasión por las vanguardias (futurismo, dadaísmo, surrealismo, etc) y sus ansias de transgresión. De esta manera, con el inicio de la década de los treinta su capacidad artística y talento creativo ponen de manifiesto su tremendo potencial. Superposiciones, montajes o experimentos plásticos, dibujan su genuina e original seña de identidad. No en vano, sus espléndidos y novedosos trabajos le valieron la participación en La Venecia Fotográfica Futurista de 1932. Un punto de inflexión en su trayectoria que demostró, a la postre, ser su más gloriosa carta de presentación. Recordada y alabada a nivel internacional, sus trabajos precursores del fotomontaje están, hoy día, a años luz en elegancia, clase y romanticismo del inerte photoshop y su envoltura digital.  

Como curiosidad apuntar que mantuvo una estrecha colaboración artística y laboral junto a su hermana Marion Wulz hasta 1981, momento en el cual abandonaron su actividad profesional y ante la falta de herederos para proseguir con el negocio familiar legaron su producción al Museo de la Fotografía Fratelli Alinari de Florencia. No obstante, sus fotografías han sido exhibidas por los más prestigiosos museos de medio mundo.

Retrato de la joven Wanda.

Jass-band.

Mujer desnuda.

Pasos para la realización de: Gato+yo, 1932.







Tres sombreros, 1935.

lunes, 15 de octubre de 2012

Jonh Heinrich Füssli: Pesadillas, extravagancia e imaginación.

John Heinrich Füssli, pintor suizo nacionalizado británico y conocido en Inglaterra como Henry Fuseli, (Zurich, 7 de Febrero de 1741-Londres, 16 de Abril de 1825). Formado durante su juventud en teología para ejercer como sacerdote( por expreso deseo paterno),con posterioridad se establece en Berlín e inicia su formación artística. Más adelante pasa una breve estancia en Londres, pero será a partir de la década de 1870 y hasta 1878 cuando al residir en Roma decide dedicarse en exclusiva al mundo de la pintura. De hecho, es en la capital italiana donde el descubrimiento de la atmósfera y arquitectura clásica de la época imperial romana sumado a las obras renacentistas de Miguel Ángel le empujan a determinan su futura evolución. Asentado nuevamente en Londres, esta vez para toda la vida, completa una de las carreras artísticas más sobresalientes, legendarias y expresivas de toda su generación. Considerado como una de las figuras artísticas centrales en la Inglaterra de finales del siglo XVIII y mediados del XIX, se relaciona con la intelectualidad más nutrida de la época y su producción (como muestra de su valía y repercusión) se expone repetidas veces en la Royal Academy londinense, en la cual pasará a ejercer como profesor en 1790 y en conservador de la misma desde 1804. Fallecido en 1825, su cuerpo a modo de homenaje se encuentra  enterrado en la Catedral de San Pablo junto al del primer presidente de la mítica Royal Academy.

Dueño de un estilo innovador y pilar fundamental en el mundo del arte, su extraordinaria genialidad lo sitúa como el precursor de célebres corrientes como la simbolista, la romántica o la surreal. Maestro para autores románticos como John Constable o Benjamin Haydon, sus pinturas imaginativas, oníricas y  macabras inscritas en universos de delicada extravagancia resultan forzosamente reconocibles. No en vano, sus obras repletas de efectos nocturnos, referencias a Shakespeare, el mundo bíblico u Homérico, poseen una fuerza inusitada e indómita que retrotae al espectador a un estado de embriaguez visual imposible de describir. Excéntrico y drámatico a partes iguales, se trata de un autor  de obligada admiración.

Como curiosidad cabe añadir la evidente influencia de Füssli en la obra del, no menos colosal, William Blake.

La pesadilla o La pesadilla nocturna, 1781.

La pesadilla, 1782.

El sueño de la reina Catalina, 1783.

Las tres brujas, 1783.

Lady Macbeth, 1784.

Oedipus Cursing His Son. Polynices, 1786.

Thor in the Boat of Hymir, 1790.

Robin Goodfellow-Puck, 1790.

El despertar de Titania, 1794.

El conde Ugolino en la torre con su hijo, 1806.

La debutante, 1807.

sábado, 13 de octubre de 2012

Carlos Schwabe: Un mundo de genialidad, miedos y religión.

Carlos Schwabe, 1909.
Carlos Schwabe, pintor y grabador simbolista suizo de origen alemán ( Holstein, 21 de Julio de 1866- Avon, Seine-et-Marne, 1926). Formado inicialmente en La Escuela de Artes Decorativas de Ginebra bajo la tutela de Joseph Mittey, será con posterioridad cuando se traslada a Francia y establece en París el momento en el que entra en contacto con los círculos artísticos e intelectuales de la ciudad. No en vano, expone en la Sociedad Nacional en 1891, Joséphin Peladán le encarga el diseño de la primera exposición del mítico Salón de la Rose+Croix en 1892, y colabora de manera asidua con sus dibujos, litografías y acuarelas en las obras de ilustres escritores como: Emile Zola, Charles Baudelaire, Stephane Mallarmé o Albert Samain, entre otros. Asimismo, exhibió parte de sus creaciones en el Salón de la Sociedad Nacional de Bellas Artes de París en 1897.

Minucioso y extremadamente diestro en el manejo del pincel, su gusto exquisito por la mujer, los paisajes y los temas religiosos le confieren a su producción una elegancia y aroma clásico que muchos comparan con las obras de genios como: Alberto Durero, Sandro Botticelli o la de sus colegas Prerrafaelitas.


Cartel para el primer Salón de la Rose+Croix, 1892.

El dolor, 1893.

El destino, 1894.

Año de esperanza, 1895.

La muerte del sepulturero, 1895.

Medusa, 1895.

Fervaal, 1898.

Crepúsculo, 1900.

Las bodas del poeta con la musa o El ideal, 1902.

Femmes Damness, 1903.

Elysian fields, 1903.


Tres vírgenes prudentes, 1907.


La Vague (La Ola) de 1907 y diversos estudios previos.










La esperanza levantando al amor herido, 1916.

El fauno, 1923.

viernes, 12 de octubre de 2012

Alexandre Séon: Pensamientos, quimeras y desesperación.

Alexandre Séon, pintor, decorador e ilustrador simbolista francés (Chazelles-sur-Lyon, 1855-París,1917). Formado inicialmente en La Escuela de Bellas Artes de Lyon y de París, será más adelante cuando se convierta en discípulo y fiel colaborador del ilustre artista Puvis de Chavannes.Asimismo, con posterioridad y puesto de manifiesto su tremendo potencial, se integra en los círculos intelectuales de su generación e inicia espléndidas colaboraciones con notables resultados.
De hecho, su amistad con Joséphine Peladan o Antoine de La Rochefoucauld le permite co-fundar el mítico Salón de la Rose+Croix, donde expondrá con cierta asiduidad.




Orfeo, 1883.

La desesperación de la Quimera, 1890.

Retrato de Péladan, 1891.

La sirena, 1896.

Lamento de Orfeo, 1896.

El pensamiento, 1898.

El regreso, 1900.

Thinking.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...