jueves, 4 de octubre de 2012

Xavier Mellery: Alegorías, poesía y reflexión.

Xavier Mellery. Autorretrato.
Xavier Mellery, pintor simbolista belga (Laken, 8 de Agosto de 1845- Bruselas, 4 de Febrero de 1921). Alumno en la  Academia de Arte de Bruselas desde 1860 a 1867, tras su etapa formativa recibe el prestigioso Premio de Roma (1870), el cual le permite recorrer Italia y descubrir a los maestros renacentistas. En este sentido, especial atención merece el influjo en la definición de su obra de Carpaccio o Miguel Ángel y su Capilla Sixtina. Finalizado su periplo por tierras romanas, retorna a su Bélgica natal y se embarca en un nuevo proyecto artístico. El escritor Charles de Coster, le asigna la ilustración de una obra propia sobre Holanda. Para ello, Mellery se establece en la tranquila isla holandesa de Marken y su estilo de vida pausado y tradicional. Un paraje aislado y calmo en el que el autor denota su palpable y creciente tendencia hacia la sobriedad y la reflexión. Más adelante, a mediados de la década de 1880 centra su atención en la denominada pintura mural y pone de manifiesto su tremendo gusto por las alegorías al estilo de Puvis de Chavannes. Alegorías tomando como referencia figuras de corte clásico y acompañadas de fondos a modo de telón o pequeños escritos que, a la postre, ponen de manifiesto sus sólidas señas de identidad y permiten reconocer facilmente cual es su legado artístico personal. Un mundo misterioso y onírico repleto de silencios, carácter e introspección, erigido como una ineludible fuente de inspiración.  

Miembro del grupo de los "XX", expone en el "Salón de la Rose Croix" como artista invitado en cuatro ocasiones (1885, 1888, 1890 y 1892). Asimismo fue miembro original de Pour l'Art y partícipe de Kunt van Heden, La Sociedad Real de acuarelistas belgas o La Academia Real belga. Además fue maestro del ilustre simbolista Fernand Khnopff.

La escalera, 1889.

Mi pasillo, efecto de luz, 1889.

Melleryla delicatesse est fille de la force, 1890.

Renacimiento italiano, 1892.

Otoño, 1893.

Inmortalidad, sin fecha.

Las horas (La eternidad y la muerte), sin fecha.

Después de las oraciones nocturnas, 1910.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...