martes, 3 de julio de 2012

Ferdinand Hodler: Simbolismo en la noche.

Autorretrato, 1892.
Ferdinand Hodler, pintor suizo, (Gurzelen, 14 de Marzo de 1853- Ginebra, 19 de Mayo de 1918). Formado en su país natal de la mano del paisajista  Ferdinand Sommer de 1868 a 1871, será con posterioridad y tras ingresar en  La Escuela de Bellas Artes de Ginebra (1871-1878) en compañía del  profesor de dibujo Barthélemy Menn, el que fuera amigo de Camille Corot y alumno de Jean Auguste Dominique Ingres, cuando complete su formación académica personal. Enriquecida incesatemente, gracias a sus numerosos viajes de juventud. Así, Madrid, Basilea o Munich se convierten en puntos de encuentro para el conocimiento capital, en lo que respecta a su propia producción posterior, de: Rafael, Alberto Durero o Hans Holbein el joven, entre otros. No obstante, es después de entrar en contacto con las corrientes simbolistas imperantes en Francia, cuando define un estilo y temática con alusiones de caráter metafísico, existencialista y filosófico. No en vano, los estados oníricos, el peso de la muerte, los rituales o los elementos alegóricos pasan a ser su seña de identidad.  Consagrado desde 1890 como uno de los autores simbolista de obligada referencia, tras la realización de su obra: La Noche. Una obra escandalosa para la sociedad suiza de la época. Excluida de la exposición de Bellas Artes de Ginebra, su muestra debe ser en una sala privada y de pago donde Hodler encuentra su merecido reconocimiento y financiación. Ingresos económicos, por otro lado, que le permite alcanzar el tan ansiado éxito en París.Ciudad en la que expondra los años sucesivos e incluso obtendrá la medalla de oro en su Exposición Universal de 1900.
A lo largo de su trayectoria profesional ha  participado en: El Salón de los artistas franceses, en El Salón de la Rose+Croix o en las secesiones de Berlín en 1900, Munich en 1902 y Viena junto a Edvard Munch en 1904.

Maestro en el manejo de la línea, los volúmenes y el color, fue además un destacado decorador. Así, El Palacio de Bellas Artes de Ginebra (1900), El Ayuntamiento de Hannover (1913) o La Universidad de Zurich (1917-), ponen de manifiesto su múltiple talento.
Como curiosidad, cabe añadir que en 1914 tras condenar las acciones bélicas alemanas en Reims sus obras fueron retiradas, como represalia, de todos los museos germánicos.


El lector, 1885.

La noche, 1890.

Alma decepcionada, 1891.

Comunión con el infinito, 1892.

Hartos de vivir, 1892.

Adoración III, desnudo arrodillado con ramas, 1893.

El otoño, 1893.

El día (Una figura), 1899.

El día I, 1899-1900.

Primavera, 1901.

La sensación, 1902.

La hora sagrada III, 1911.

Mirada a la infinitud, 1916.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...