viernes, 11 de mayo de 2012

Julio Ruelas: Los grabados de un bohemio mejicano.

Autorretrato. Título: La crítica, 1906.
Julio Ruelas, pintor, ilustrador y grabador mejicano, (Zacatecas, 21 de Julio de 1870- París, 16 de Septiembre de 1907) . Formado inicialmente en la Academia de San Carlos donde adquiere conocimientos en la técnica de la pintura (Anteriormente cursó estudios generales en la Institución científico y militar de Tacubaya), será con posterioridad gracias a una beca y el firme apoyo familiar cuando amplia sus horizontes artísticos y viaja a Alemania para ingresar en La Escuela de Arte de la Universidad de Karlsruhe y recibir entre otras la influencia del célebre pintor suizo Arnold Böcklin. Finalizado su periplo por tierras germanas, retorna a su Méjico natal y se integra dentro de los círculos intelectuales e artísticos del distrito federal. Así, desde 1898 se constituye como uno de los miembros fundadores de la publicación orientada a la creación y difusión cultural: Revista Moderna, siendo su más notable y principal ilustrador. Sin embargo, tiempo después (1904) decide trasladarse a París para conocer y dominar la técnica del grabado en aguafuerte. De hecho, sus obras en aguafuerte, pese a no superar la decena, representan el mejor legado de su producción (La medusa, Escalera de Dragón, La princesa cautiva, La esfinge,...). No obstante, en 1907 en el cénit de su trayectoria profesional y con tan sólo 36 años de edad fallece a causa de una tuberculosis mortal.

Pintor excepcional, enigmático, rebelde, transgresor, sátiro, mordaz y romántico, fue el emblema del modernismo y simbolismo mejicano. Figura poderosa, brillante y bohemia, sus múltiples trabajos han representado con su elegante y vivo dominio de la línea a una de las carreras más alabadas entre los artistas latinoamericanos, la de un genio magistral.

Tumba de Ruelas en el cementerio de Montparnasse.
Sus restos, por deseo personal tal y como le manifestó a su amigo Jesús Luján (Entonces director de Revista Moderna), reposan en el cementerio parisino de Montparnasse: "Esto no tiene remedio. Yo sé que me voy. Sólo quiero un último favor: que me sepulten en el cementerio de Montparnasse...Y si no es mucho pedir consiga usted una fosa contigüa a la barda que da al boulevar, para que desde allí pueda yo descansar oyendo el taconeo de las muchachas del barrio...". Un año después, las firmas más ilustres de la literatura latina le rindieron homenaje, en un acto organizado por la Revista Moderna. Seña palpable de su enorme trascendencia y repercusión cultural.


Anton, 1901.

A la sombra de un Hermes, 1901.

Implacable, 1901.

Sókrates, 1902.

En la noche, 1902.

Esperanza, 1902.

Voces lejanas, 1903.

Auotorretrato con musa, 1903.

Confiteor, 1903.

Mujer Alacrán, 1904.

Auto de fé, 1904.

La entrada de Don Jesús Luján a la Revista Moderna, 1904.

La escalera del dragón, 1905.

Esfinge, 1905.

Medusa, 1906.

El águila, 1906.

La bella Otero, 1906.

Los fuegos fatuos, 1907.

La princesa cautiva.

4 comentarios:

Bryan Zamora dijo...

Excelente y concreta información, imágenes espectaculares de sus obras.

F. D.R.C. dijo...

Muchas gracias por tus palabras, Bryan Zamora. Todo un placer. Saludos!

Edgar Jiménez dijo...

¿Quién es el autor del articulo?, me sirvió mucho, pero necesito al autor para ponerlo como referencia.
Saludos.

F. D.R.C. dijo...

Buenas, Edgar.
Es un placer, saber que te ha sido útil el artículo y has disfrutado con la información.
El autor es: Francisco David Rodríguez Campos.

Un gran saludo!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...