jueves, 3 de mayo de 2012

Herbert Bayer: Un ciudadano surreal.

Herbert Bayer en 1960.
Herbert Bayer, diseñador gráfico, tipógrafo, fotógrafo, dibujante, pintor, escultor y arquitecto estadounidense de origen austriaco, (Salzburgo, Austria, 5 de Abril de 1900- Montecito, California, EE.UU, 30 de Septiembre de 1985). Formado bajo la tutela del artista Linz Schmidthammer Georg en su taller con tan sólo 19 años de edad, aprendió el diseño de carteles y anuncios, hasta que decide ampliar sus horizontes y establecerse en la ciudad de Darmstadt para trabajar en compañía del arquitecto Emmanuel Margold. Posteriormente, identificado con las ideas de la Bauhaus (Mítica escuela alemana de arte y diseño desde 1919 hasta 1933) y previa entrevista con su creador y escritor del manifiesto de la Bauhaus: Walter Gropius, es admitido en la institución. De esta manera, desde 1921 a 1925 en la Bauhaus de Weimar recibe su formación junto a otros ilustres de la talla de: Johannes Itten, Paul Klee o Vasili Kandinsky. Tras finalizar este periodo, es nombrado por Gropius  para hacerse responsable del taller de imprenta y publicidad de la Bauhaus, esta vez en Dessau, desde Abril de 1925 hasta 1928, momento en el que se traslada a Berlín y se convierte en el director de arte de Vogue en la capital alemana.  Interesado por la fotografía, por encima de cualquier otra de sus facetas, es a partir de este momento y en el desarrollo de los años treinta, cuando la convierte en su mayor forma de expresión. Símbolo y representante manifiesto de la idiosincrasia  de la Bauhaus, su firma además deja patente un fuerte influjo surrealista en cada una de sus creaciones. Así, obras como: Autorretrato o Soledad del ciudadano, ambas de 1932, son el claro ejemplo de su juego surreal. Artista polifacético, la tremenda presión nazi sobre el disonante o "degenerado" alemán, le obligó a emigrar a Estados Unidos durante 1938. Nacionalizado nada más llegar, fue en este país de adopción donde gesto la mayor parte de su producción.

 Su obra, presente en centenares de exposiciones a lo largo de medio mundo (Viena, Nueva York, Londres, París, Ciudad de Méjico, Madrid,...) ya fueran sobre escultura, fotografía, arquitectura o pintura, dejan buenas muestras de su inmensa valía. De hecho, activo hasta la misma fecha de su fallecimiento, firmó su última obra como: Muro articulado (Escultura de más de 850 toneladas), en la ciudad de Denver, Colorado en EE.UU.
Emblema del diseño moderno, ilustrador envidiable y referente obligado del término surreal, el  exquisito manejo de la perspectiva en sus creaciones le otorgaron un valor añadido, a su ya portentoso legado.

En esta entra se hace referencia exclusiva en imágenes a su obra fotográfica.

Ojos de cristal, 1928.

La soledad del ciudadano, 1932.

Autorretrato, 1932.

Hands act, 1932.

Metaformosis, 1936.

En busca del tiempo pasado, 1959.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...