miércoles, 11 de abril de 2012

Richard Billingham: Ray´s a laugh, 1996.

Richard Billingham, fotógrafo y artista inglés, (25 de Septiembre de 1970). Perteneciente o incluido junto a Damien Hirst, Douglas Gordon o Sarah Lucas, entre uno de los miembros más celebres de los denominados como Young British Art (YBA; Jóvenes Artistas Británicos). Consagrado tras la presentación de su obra: Ray´s a Laugh. Su posterior presencia en la prestigiosa exposición Sensation en la Royal Academy londinense de1997, le abrió el camino para su proyección internacional. Así, ciudades como: Nueva York, Budapest, Roma o Bruselas, han sido las sedes escogidas para sus múltiples exhibiciones; y premios como el Citybank Private Bank Photography de 1997 o su nominación para el Premio Turner en 2001, el destacable reconocimiento a su corta carrera.
En lo que respecta a su serie: Ray´s a Laugh, sobre la cual vamos a centrar esta entrada, es necesario ahondar y explicar la génesis de la misma. Con tan sólo 10 años de edad, el padre de Richard, un maquinista contratado en un factoría local perdió el empleo. Ante las escasas posibilidades presentes en el mercado laboral de la era Thatcher, el patriarca de los Billingham decide no buscar empleo, beber y vivir del subsidio de parado. Terminada la ayuda, su grado de alcoholismo no lo faculta para trabajar, e inútil vende la casa donde residían y se traslada a un piso de ayuda social. Ante esta desoladora y mísera situación, el genio de Richard necesita un marco de expresión. El dibujo y la pintura se convierten en la forma definida de su talento natural. De hecho, su interés por pintar retratos de los miembros de su familia( Un padre alcohólico, una madre obesa, agresiva, fumadora compulsiva, sucia,... junto con la frustración palpable de su hermano Jason, conforman el "idílico" álbum doméstico) sin ningún tipo de movimientos, origina la necesidad de fotografiarlos.
Así lo explicaba el autor: "Yo estaba viviendo en este bloque de la torre, no era sólo yo y él era un alcohólico, se acostaba en la cama, beber, dormir, despertar, dormir, no sabía si era de día o. por la noche. Sin embargo, era difícil conseguir que se quede quieto por más de por ejemplo 20 minutos a la vez, así que pensé que si podía tomar fotografías de él que actuaría como material de partida para estas pinturas, y entonces yo podría hacer cuadros más detallados más adelante sucesivamente. Así es como empecé a tomar fotografías". Unas fotografías, en principio fruto de poses estudiadas y con los modelos fijos, que progresivamente se convierte en tomas en movimientos, naturales, sin poses y desprovistas de técnica que ostentan en si mismas un valor artístico sobresaliente. Instantáneas casposas, sórdidas y crudas de un ambiente degradado y realista fruto del estilo de vida marginal.

Como curiosidad apuntar que tras ser denegada su petición de ingreso en dieciséis escuelas de arte, fue aceptado en la Universidad de Sunderland.
En el siguiente enlace, el autor habla sobre su manera de entender la fotografía y algunos de sus proyectos:
Richard Billingham: Pasado, presente y futuro.






















No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...