lunes, 9 de abril de 2012

La manipulación de la imagen.

Desde 1836 con el primer procedimiento tecnológico de la captura de la imagen, es decir, con la llegada de la fotografía. Plasmar las figuras resulta cada vez más fácil, se generaliza. Se tiende progresivamente a la llamada proliferación masiva de la imagen, aunque en multitud de ocasiones, nuestra relación con la misma sea de naturaleza puramente hipócrita. Ya que a mayor influencia, penetración social y capacidad de desborde de la imagen en su mejora tecnológica, mayor será a modo proporcional la capacidad para manipularla. No tendremos constancia de cual es su naturaleza original.
Hoy, la fama adquirida por el Photoshop y las increíbles aplicaciones informáticas puede que induzcan al error. Es cierto que ponen de manifiesto el alto grado de perfeccionamiento en la manipulación fotográfica, pero de ningún modo esta es una práctica nacida en la actualidad, pues siempre ha existido.
De esta manera, a lo largo de la historia son numerosos los trucajes o montajes fotográficos, bien sea en la extinta Unión Soviética, dictaduras de corte fascista u otros contextos. Formas y épocas diferentes donde como podrán apreciar en las siguientes imágenes, se persigue un objetivo común: elaborar una imagen creíble al ojo inexperto del espectador.


El presidente de EEUU: Abraham Lincoln. La cabeza del retrato es lo único original del mandatario, el resto tanto cuerpo como ambientación son de una previa fotografía tomada al también político, John Calhoun. Data del año 1860.


Discurso de Lenin a los soldados en Mayo de 1920 en la ciudad rusa de Moscú. Al pie de la escalera se puede apreciar la presencia de los camaradas comunistas: Trotski y Kamenec. Posteriormente la llegada al poder de Stalin, supondría la eliminación de ambos tanto física (asesinados) como visual.


Fotografía original tomada en 1937 a Adolf Hitler con Joseph Goebbels (segundo por la derecha en la fotografía inferior), ministro de la propaganda nazi, junto a otras tres personas. La imagen definitiva (fotografía superior) ya retocada, suprime la figura de Goebbels, para evitar distracciones al "supremo" protagonismo del Fuhrer.


Instantánea de Stalin paseando acompañado de los camaradas: Woroschilow, Molotow y Jeshow; el último por discrepancias con el líder fue fusilando y tal como demuestra la evidencia borrado de la imagen.


Franco y Hitler durante su reunión en Hendaya durante 1940. La fotografía original muestra a Franco serio y sin ademanes, mientras en la manipulada finalmente aparece esbozando una sonrisa con la mano en alto.


Benito Mussolini a caballo pero asido para controlarlo por un ayudante, el cual para no mostrar las carencias del Duce en la doma fue censurado en la imagen. Fechada en 1942.


Alexander Dubnek (tercero por la derecha en la imagen superior) era el presidente de la república de Checoslovaquia y se puso al frente de la revolución para plantar cara al socialismo dictatorial. Una vez sofocada la revuelta de Praga, su figura desapareció de cualquier soporte iconográfico anterior. En la fotografía trucada, todavía quedan vestigios de su presencia (sobresale la punta de su zapato). Fechada en 1968.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...