sábado, 14 de abril de 2012

Giuseppe Arcimboldo: Un surrealista en pleno Renacimiento.

Autorretrato, 1575.
Giuseppe Arcimboldo (Milán 1527-11 de Julio de 1593). Nacido en el esplendor del renacimiento italiano, es considerado un pintor manierista. Comienza su trayectoria, realizando diseños para tapices y vidrieras, sobre la vida de Santa Catalina de Alejandría entre 1548 y 1557, utilizados en la Catedral de Milán. En 1562, viaja a Praga y después a Viena, donde trabaja para la corte de los Habsburgo hasta 1582, sirviendo y pintando a Fernando I, Rodolfo II y Maximiliano II. Inventor de composiciones figurativas formadas por frutas, flores, animales u objetos variados; entre sus series de pinturas, destacaron: "Las cuatro estaciones", donde representa los supuestos rostros de las estaciones con los rasgos típicos de cada una de ellas, "Los cuatro elementos" usando la misma técnica anterior pero ahora con la tierra, aire, agua y fuego, "Los retratos" y "Los retratos invertidos", aparentes bodegones que girados 90º se convierten en grotestos retratos. Considerado en su tiempo como creador de curiosas obra populares e incluso de mal gusto para algunos, cayó en el olvido a partir del siglo XVII, aunque las vanguardias del siglo XX y especialmente el surrealismo le otorgaron su justo valor artístico, y redescubrieron su potente juego visual. Ha influído de manera notable en pintores como Salvador Dalí o André Martins De Barros. 

El verano, 1563.

El invierno, 1563.

El agua, 1566.

El fuego, 1566.

El bibliotecario, 1566.

La tierra, 1570.

El asado, 1570.

El asado (Invertido), 1570.

El otoño, 1573.

El Vertummo, 1590.

El hortelano, 1591.

El hortelano (Invertido), 1590.

Flora, 1591.

1 comentario:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...