lunes, 20 de febrero de 2012

Henri de Toulouse-Lautrec: Bohemia, burdeles y cabarets.

Henri Marie Raymond de Toulouse-Lautrec-Monfa, pintor, litógrafo y diseñador francés, (Albi, 24 de Noviembre de 1864-Castillo de Malromé, Gironde, 9 de Septiembre de 1901). Hijo de los condes de Tolosa y de noble sangre, dio muestras de una frágil salud a lo largo de su etapa infantil. De hecho, dos caídas trágicas y sucesivas en plena adolescencia le provocaron una palpable desproporción e interrumpieron su crecimiento natural. Formado en sus primeros años junto al pintor René Princeteau, el cual le aconsejó fallidamente centrarse en el estudio de los caballos, en breve decide establecerse en París (1881). Así, ingresa en la Escuela de bellas artes de la ciudad recibiendo clases del maestro Bonnat y con posterioridad en el taller de Common hasta 1887, donde coincide y entabla amistad con Vincent Van Gogh. Noble de cuna, su estilo de vida es propio de un hombre adinerado y alejado de penurias económicas, hechos que le permiten residir en un estudio personal en la rue Caulain court en Montmarte. Amante de la noche y la bohemia, bebedor y personaje de los bajos fondos, recorre los cabarets y prostíbulos parisinos como cliente habitual. De tal manera que inmerso en este mundo, locales míticos como: El Mirlinton o El Moulin Rouge, pasan a ser una cotidiana realidad y ,sus ambientes, la temática de sus lienzos. No en vano, los carteles que realizó en ambos sitios son los que le reportaron  una mayor celebridad. Multitud de vedettes quedaron inmortalizadas en sus lienzos: Valentine le Désossé, Jane Avril, Yvette Guilbert, Marcelle Lender...sólo fueron alguna de las afortunadas.

Por Maurice Guilbert en 1894.
Considerado como un "expresionista pionero", sus trabajos resaltan por su notable realismo, originalidad y lirismo. Cualidades que les han concedido un valor legendario y colosal. Obras directas, provocadoras y despojadas de atávicos moralismos describen su legado. Él de un artista intemporal y precursor de una revolucionaria expresión artística, con una trayectoria que se ve salpicada por la infinita creación de: carteles de anuncio, pasteles, grabados, dibujos, litografías o ilustraciones, en un alarde involuntario de su impetuoso talento artístico. Tabernas, teatros, cafés-concierto, retratos o cabarets, se mostraron como el perfecto escenario para sus lienzos y quedaron plasmados con la fuerza que sólo un genio puede mostrar. No en vano, la noche del París de la Belle Époque quedó capturada a perpetuidad y dentro de ella: las prostitutas, cantantes de cabaret o bailarinas de cancan, fueron a quienes preferiblemente quiso inmortalizar ("Ellas sí que viven", afirmaba Lautrec). Reflejo de un estilo basado o conocido por sus figuras estilizadas, simplificadas y sugerentes en un juego delicioso con la línea y la viveza de los colores, en parte deudor de Degas, el impresionismo o las estampas japonesas y que tuvo en su peculiar visión una fabulosa carta de presentación.

Autorretrato en 1892.
Bebedor incansable, a finales del siglo (1899) requiere ser internado y recibir una cura de desintoxicación en la casa del Doctor Sémelaigne en Neully. Una vez recuperado, presenta su serie centrada en el circo e incluso viaja a Burdeos (Años atrás, se movió por Inglaterra, España, Holanda y Bélgica). Sin embargo en 1901 y tras sufrir una parálisis, se traslada junto a su madre a la residencia familiar donde fallece poco después a la temprana edad de 36 años. 
A destacar en su producción, la serie: "Ellas" de 1896 a mode de homenaje y como broche final al mundo de los burdeles que tanto visitó.Considerado desde comienzos del siglo XX como un referente cultural y valioso símbolo de la modernidad, sobre su vida se han realizado varios films, entre los que destaca sobremanera el sensacional biopic realizado por John Huston en 1952 bajo el título: Moulin Rouge y con José Ferrer en papel protagonista.




Retrato a Van Gogh, 1887.

Baile en el Moulin de la Galette, 1889.

Baile en el Moulin Rouge, 1890.

Aristide Bruant en su cabaret, 1891.

En el Moulin Rouge, 1892.

El baño, 1892.

El beso, 1892.

Comienzo de la compañía del Moulin Rouge, 1893.

Carte de Jane Avril, 1893.

Mujer subiéndose las medias, 1894.

La Inspección médica, 1894.

En la sala de la Rue des Moulins, 1894.

Amigas, 1895.

Un inglés en el Moulin, 1896.

The seated Clowness, 1897.

Mujer pelirroja en cuclillas, 1897.

La ópera Mesalina en Burdeos, 1901.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...