domingo, 22 de mayo de 2011

Helmut Newton: El placer de ver y ser visto.

Helmut Newton, fotógrafo australiano de origen alemán ( Berlín, 31 de Octubre de 1920 - Los Ángeles, 23 de Enero de 2004). Hijo de una familia de judíos acomodada, con tan sólo 12 años práctica con la primera cámara de fotos en propiedad. A finales de los treinta se forma en compañía de la fotógrafa Elsie Simon, conocida como: Yva,en Berlín y de la cual recibe diversas prácticas. Ante la persecución de los judíos, tiene muy pronto problemas para desarrollar su trabajo y en 1938 escapó a Singapur mientra su familia se trasladaba a Suramérica. Hasta ese momento trabaja en un estudio de modas y teatro de la capital germana. En los años cuarenta e instalado tras su viaje a tierras australianas, trabaja como fotógrafo independiente en Sydney y entre 1942-1945 en plena II Guerra Mundial sirve en el ejército australiano. Más adelante a mediados de los cincuenta, entra a formar parte de la plantilla de la edición australiana de la publicación del mundo de la moda: Vogue; no obstante, al fijar su residencia en Londres a partir de 1956, colaborará pero esta vez en la publicación británica. Desde entonces participa de manera habitual en otras revistas como: Queen, Nova, Vogue, Elle (junto entre otros a Herb Ritts, Irving Penn y Richard Avedon), Marie Clarie, Stern o Linea Italiana. Sus últimos años estuvieron a medio camino entre Montecarlo y Los Ángeles, donde falleció a la edad de 83 años tras un accidente de coche.
Entre sus obras escritas destacan White women, Big Nudes, Portraits o el mas reciente y colosal (tanto en contenidos como dimensionesSumo, libro con un peso cercano a los 30 kilos. Sus modelos mostradas impasibles, lo catapultaron a ser considerado uno de los fotógrafos esenciales y destacados del panorama internacional.

Criticado en más de una ocasión por degradar la imagen femenina y utilizarla como objeto sexual, sus detractores poco acertaron al no evaluar la portentosa visión de futuro que en la lente de Helmut Newton siempre perduró. Lindezas tales como: fascista, sexista o pornógrafo, fueron algunos de los calificativos "livianos" que el feminismo lanzó contra él. No obstante, el tiempo a medio plazo no tardó en reconocer su colosal labor. Y más allá de juicios e impresiones esta era su carta de presentación: "Amo a las mujeres. Son totalmente superiores a los hombres. Siempre me ha fascinado la mujer como baluarte".
Tabúes, erotismo, seducción, masoquismo, sumisión, pertrechas y descubiertas emociones, deseos subsconcientes y solapados o multitud de patrones sin corsés visuales a los que responder, conformaron una obra independiente y con revolucionario sentido de la estética plenamente autónoma y original.
La mujer era el sexo dominante, de miradas y figura hierática con desafiantes poses dispuestas a  representar un universo desde donde podían ser observadas y demostrar su enorme capacidad de decisión. "Odio a las mujeres sentimentales, las fotos sentimentales. Yo congelo la relación entre hombre y mujer. Casi siempre se trata de deseos, jamás de sentimientos. El hombre casi siempre es un accesorio que la mayoría de las veces asume una posición servil. La mujer siempre es dominante en mis fotos", sentenciaba Newton, quien con su obra reflejaba y transgredía sus propias ataduras.
Mago del erotismo, maestro del voyeurismo elegante, lo prohibido y con un exquisito gusto por la provocación fue como afirmó el fundador de la revista estadounidense Playboy: Hugh Hefner, "Un gigante que amplió los límites de la fotografía y ejerció una gran influencia sobre muchos otros fotógrafos".






!Que vienen¡ (1981)



Carla Bruni.


Desnudo en la cocina (1992)





Pub.





Monica Belluci.


Monica Belluci.


Arielle tras un corte de pelo (1982).


Salvador Dalí.


Dolph Lundgren y Grace Jones.


John Malkovich.



miércoles, 18 de mayo de 2011

Richard Avedon: El retrato de la moda.

Richard Avedon, fotógrafo norteamericano (Nueva York, 15 de Mayo de 1923-San Antonio, 1 de Octubre de 2004). Formado en la universidad de Columbia (Nueva York) a inicios de la década de los cuarenta, es a partir de 1942 cuando ingresa en el departamento fotográfico de la marina mercante de EEUU. Más adelante y decidido a convertirse profesionalmente en fotógrafo, tan sólo dos años después entra a formar parte del laboratorio de diseño de la New School for Social Research de Nueva York en un curso impartido por Alexei Brodovich (del cual admitirá su notable influencia). Periodo en el que abre su estudio particular en la misma ciudad (1946). Asimismo a mediados de los cuarenta y hasta 1965, se convierte en el director del magazine de moda: Harper´s Bazar, cuyas publicaciones le reportan una extraordinaria popularidad. Ofrece un nuevo sentido y carácter a la fotografía de moda, y aleja a las chicas de una imagen neutra, estática y sumisa para ofrecer un punto de vista revolucionario e innovador. Sensualidad, exotismo y movimiento inundan unas instantáneas que el público atónico comienza a valorar y tener de referencia.

Colaborador desde 1950 con otras revistas como Life o Look, y con posterioridad en Vogue desde 1966, hasta realizar su último encargo titulado On democracy en torno a las elecciones del 2 de Noviembre de 2004 (retratos de políticos, delegados y ciudadanos a lo largo de EEUU) para el semanario The New Yorker y que no pudo concluir (falleció en Octubre del mismo año). 
Sin embargo, no centro su magia en el mundo de la moda o el retrato de una manera exclusiva como se pueda suponer. Fue parte activa del movimiento por los derechos civiles del sur de los EEUU capturando las protestas y colaborando posteriormente con James Baldwin en el libro Nothing Personal, reflejó con sus instantáneas el movimiento pacifista y sus relaciones con la guerra del Vietnam o cubrió el legendario derribo del muro de Berlín. Destacando de igual modo (al margen de moda o retratos vuelvo a insistir), la realización del reportaje: In the american West entre 1979 y 1984 donde retrató a un total de  752 personas  a lo largo y ancho del país, y donde no estuvo exento de la crítica al compararse sus retratos con lo más cercano a la crueldad y el despropósito que a la propia realidad; mientras él argumentaba que destilaban dignidad. No obstante como decía Avendon: "Todas las fotografía son exactas, pero ninguna de ellas dice la verdad"

Richard Avedon en 2004.
Convertido en uno de los fotógrafos clave dentro del siglo XX, su estilo reconocible por el juego visual de negros y blancos, junto al dominio del retrato psicológico muestra el equilibrio armónico entre exquisitas formas y el realismo más descarnado, convirtieron a su obra en un legado con propias señas de identidad. De hecho, mezcló como nadie la perfección con la frivolidad y se introdujo de tal manera en el interior del retratado que a día de hoy es harto dífícil que se intente igualar. Con respecto a su estilo, hacia esta afirmación: "No me gustan los artificios de la luz bonita y la pose estupenda. El blanco ayuda a separar al personaje del resto. El gris, en cambio, protege, abraza, calienta, te hace emerger de la sombra a la luz; en fin, tiene otra anécdota, cuenta otra historia. En el blanco estás solo"
 
Entre sus trabajos más relevantes cabe destacar: la antología fotográfica bajo el título de Observations (1959), Nothing personal (1974) o Portraits (1976). 
Además en 1980, fue nombrado rector de la Universidad de California en Berkeley.
 

 Audrey Hepburn (1947).


Marlon Brando (1951)


Dovima con elefantes (1955). Vendida en Noviembre de 2010 por 815. 000 Euros.


Marylin Monroe (1957).


Marilyn Monroe a lo Marlene Dietrich (1957).


Malcom X.


Su musa la modelo: Dovima.


Bob Dylan.


Elisabeth Taylor.


Janis Joplin.


Charlie Chaplin.


John Ford.


Alfred Hitchcock.



Sophia Loren.


The Beatles (1967)


Natasha Kinski (1981).
Las tres fotografías a continuación son de la serie In the american West (1979-1984).



 

La modelo Stephanie Seymour. Fotografía subastada en París en Noviembre de 2010 por 265. 000 Euros.


Top models. 


Reportaje para The New Yorker.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...