lunes, 28 de febrero de 2011

Pablo Ruíz Picasso: Etapa Final.

Pablo Picasso en 1971.
Pablo Ruíz Picasso, pintor malagueño (Málaga, 25 de Octubre de 1881- Mougins, Francia, 8 de Abril de 1973). Suya es quizás la obra más prolífica de todo el siglo XX sin discusión, la de un autor innovador como pocos y dueño de un estilo contemplado por etapas. Genio y explorador, siempre jugó con la experimentación: "En mi opinión, un cuadro es una suma de destrucciones. Hago un cuadro y luego lo destruyo", ni admitió ser gregario de movimientos o dogmas ajenos a su propio juicio o razón. Independiente en el trabajo, navegó entre el  expresionismo, cubismo e incluso fue considerado por muchos como exponente claro del surrealismo, aunque se mantuviera al margen de banderas a las que lo pretendieran adscribir. Poseedor de un talento y capacidad excepcional, es en su última etapa cuando de sobremanera potenció unas dotes coléricas e intactas imposibles de amansar. Ocaso de un mito, sinónimo de derroche y salvaje creatividad en un febril titán dispuesto a sellar su carrera con un magnífico broche final.

Un periodo esencial, al que es necesario analizar y que viene marcado tanto desde el ámbito privado como profesional. Por un lado su matrimonio con Jacqueline Roque (esposa hasta el día de su muerte) en 1961 le proporciona un sosiego y paz interior inaudita para el artista, y por otro ha de demostrar su triunfo ante la vejez frenando a un tiempo imparable que pretende derrotar. Fiel a su estilo no responde a normas, ni atiende a academicismos y tan sólo persiste en su infinita innovación conceptual, estética y formal.
Referencias eróticas plagadas de besos, abrazos y caricias, cuerpos desnudos, figuras aisladas o retratos, representan la temática de sus creaciones. Devaluadas en su momento por la crítica y el público en general, los cuales no le concedieron el valor que el tiempo con justicia, ahora sí, ha otorgado repleto de razón.
Por ello en esta entrada se hará referencia a la década correspondiente a los años 1963-1973, estrictamente considerada su etapa final. Puntal del neo-expresionismo, son parte esencial de un legado, fuente e influencia tan increíble como crucial.



El pintor y su modelo (1963).


Cabeza de mujer (1963).


Gran desnudo (1964).


Dos amigas (1965).


Hombre sentado (1965)


Mentón (1966).


Busto de caballero (1967).


Desnudo (1967).


El fumador (1968).


Mujer desnuda con un collar (1968).


Retrato de un hombre con espada y flor (1969).


El beso (1969).


Matador (1970).


Hombre con sombrero de paja (1971).


Paternidad (1971).


El fumador (1971).


Hombre escribiendo (1971).


Autorretrato (1972).

domingo, 27 de febrero de 2011

Henri Cartier-Bresson, en España.

Henri Cartier Bresson, fotógrafo francés (Chanteloup, 22 de Agosto de 1908- Marsella, 3 de Agosto de 2004). Considerado como uno de los mayores prodigios de la fotografía de su generación y de todo el siglo XX aplicando la lógica por definición. Estimado por la mayoría como el padre del denominado Fotoperiodismo, en su legado además de destacar una ingente producción sobresale de forma manifiesta una exquisita contribución: su capacidad para captar el "momento decisivo"; dotada de una precisión, sentido de la oportunidad y calidad quizás nunca repetidas.Co-fundador junto a compañeros de la talla de: Robert Capa, David Seymour, William Vandivert y George Rodger, de la mítica agencia Magnum Photos en 1947. Toda una leyenda convertida hoy en baluarte y referencia del reportero gráfico ya sea por imperativo artístico o profesional.
Aventurero, explorador y viajero incansable, a lo largo de su trayectoria el número de instantáneas realizadas pueden contarse por miles en una amalgama de temáticas tan amplia como difícil de clasificar. Retratos de figuras públicas, escenas urbanas y bélicas, situaciones triviales o la esencia de multitud de países por los que pasó (China, México, España, América, India,...), son sólo algunos de los marcos que recorren su vasta carrera. Una carrera imposible de resumir en una breve entrada, y digna de ser tratada con menor celeridad. Debido a ello en este capítulo, pasando por alto otros aspectos fundamentales de su trabajo (desarrollados con posterioridad y dotados de un carácter especial) se intentará hacer una selección de las fotografías tomadas por Cartier-Bresson durante sus periplos por España y mostrar en cierto modo la visión personal que el autor nos brinda de la ciudades que visitó: Barcelona, Sevilla, Valencia,...


Alicante, 1932.


Alicante, 1932.


Barrio Chino, Barcelona, 1932.


Andalucía, 1933.


Córdoba, 1933.


Niños jugango en las ruinas, Sevilla, 1933.


Niños jugando en las ruinas, Sevilla, 1933 (2)


Sevilla, 1933.


Valencia, 1933.


Valencia, 1933.


Madrid, 1933.


Madrid, 1933.


San Fermines, 1953.


Burgos, 1953.

miércoles, 23 de febrero de 2011

Miguel Pou Becerra: Sabor a Puerto Rico.

Miguel Pou Becerra, pintor puertorriqueño (Ponce, 1880-San Juan, 1968). Inicia su formación artística en su pueblo natal donde recibe clases de dibujo y pintura, para con posterioridad a finales del siglo XIX (1898) obtener el título de Filosofía y Letras tras haber ingresado en el Instituto Provincial Nacional. Completada su formación académica, aunque continúa perfeccionando su técnica en prestigiosos centros estadounidenses (Nueva York o Filadelfia), comienza a ejercer como maestro durante más de dos décadas (1901-1922) incluyendo en su tarea como docente la enseñanza de materias artísticas. Debido a ello, gracias a su extraordinarias aptitudes y prolongada instrucción a partir de 1910, abre una escuela privada dedicada al mundo de las bellas artes. Centro de formación pictórica conocido como: "Academia Pou", convertido en un punto de referencia ineludible dentro del panorama nacional y donde el autor transmitió a sus alumnos gran parte de sus conocimientos a lo largo de cuarenta años.
Sus trabajos especialmente relevantes en el Puerto Rico que lo vio nacer, han sido objeto de exposiciones en multitud de galería y exposiciones (cerca de un centenar) a nivel mundial y sobre todo en EEUU donde sus obras han sido exhibidas en Nueva York, Miami, Chicago,... además de ser contempladas en capitales europeas de la cultura como: París o Madrid.

En cuanto a su temática, trata en la mayoría de las composiciones situaciones o elementos referentes a la vida cotidiana, de tal manera que obviando un discurso político determinado plasma el sentir, condiciones y esperanzas de la gente que lo rodea. En consecuencia sus trabajos hacen referencia al ambiente campesino, la realidad social o la dinámica del trabajo (rural y urbano), con una clara tendencia a la reproducción de paisajes y escenas campestres de su tierra de la que estuvo completamente enamorado: "El artista es un verdadero patriota que lucha por su patria". Con un estilo caracterizado por el uso exquisito y prodigioso del color, los estudiosos de su obra coinciden al encuadrarlo dentro de la corriente impresionista, no obstante, su latente contribución para reflejar la sociedad y condiciones puertorriqueñas lo delatan como uno de los claros exponentes del realismo sudamericano del siglo XX.



Las lavanderas (1896).


 Camino al mercado (1902).


Los coches de Ponce (1926).


Paisaje costero (1926).


Mi hijo Jaime (1927).


La promesa (1928).


Una raza de soñadores (1938).


El hamaquero o el vendedor de hamacas (1938).


Autorretrato (1941).

domingo, 13 de febrero de 2011

Vhils: Creativa descomposición.

Vhils, nombre artístico del artista urbano de origen portugués Alexandre Farto (1987-), actualmente afincado en Londres. Convertido en uno de los más activos y relevantes exponentes del denominado street art o arte callejero, presenta una obra llevada a cabo mediante la técnica del raspado y centrada especialmente en la representación de caras sobre fachadas de edificios semiderruidos o deteriorados. Retratos de un tamaño monumental, dotados de altas dosis de expresividad y pulcra definición que están presentes, a estas alturas, en ciudades emblemáticas del panorama internacional. Dotado de excelentes aptitudes para crear en cualquier formato y superficie, la producción de Vhils no queda reducida a las paredes, puesto que se maneja con maestría en el trabajo de la madera, el metal o el uso del papel.
Como curiosidad reseñar que adquirió fama mundial tras aparecer uno de sus rostros en la portada del periódico británico The Times, junto a una obra del afamado graffitero Banksy.


A continuación dicha portada y algunas de sus creaciones:







Hecha sobre madera.





Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...