lunes, 26 de septiembre de 2011

Roger Ballen: Un inconfundible mundo propio.

Roger Ballen, fotógrafo norteamericano residente en Sudáfrica desde 1974, (Nueva York, 1950). Desde pequeño está en contacto con el mundo de la imagen. Su madre, Adriene Ballen, ostentaba el puesto de editora en la prestigiosa publicación Magnum; mientras que los ilustres fotógrafos: Bruce Davidson, Henri Cartier-Bresson y André Kertesz, significaban parte del entorno de amistades familiar (Exponían en la galería fotográfica propiedad de su madre). Formado en Geología por la Universidad de Berkeley, compagina sus estudios académicos con un creciente interés hacia las cámaras. No obstante, la pérdida de su madre provoca un cambio vital en su deriva tanto a nivel personal como laboral. Rechazada la realidad y sociedad occidental, decide viajar a lo largo de cinco años por Egipto, Nepal, Grecia, Israel hasta recaer en tierras sudafricanas allá por 1974. Lugar donde da inicio en exclusiva a su etapa profesional y reside hasta la actualidad. Multitud de retratos de las gentes y pueblos sudafricanos, así como la gestación de su primer trabajo: Boyhood (1979), dan por resultado la década de los setenta. Mientras tanto, los ochenta le permiten cristalizar su visión documental sobre la vida en el sur de Sudáfrica, con la presentación de: Dorps: Small towns of South Africa, (1986). Sin embargo, el paso de los años y su presencia activa mostrará la cara más amarga del régimen conocido como Apartheid, plasmada en su obra Platteland de 1995. Un alegado a favor de la dignidad e igualdad, compuesto por una serie de retratos en B/N. Rostros desolados, oprimidos y reflejos crudos de la temible soledad, en un libro tan controvertido como certero, capaz de asombrar a la audiencia entera del país.

Alejado de la fotografía documental a partir de los años noventa, un nuevo mundo surreal y onírico conforman su impactante producción. De hecho, el espectador nunca sabe en que atmósfera ha de tratar: suciedad, ambientes sórdidos, ficción frente a existencia, estudiada frivolidad o vida y muerte en el mismo lugar,...conforman un universo opuesto al que se pueda esperar. Absurdas composiciones, retratos alucinógenos o deliberadas dosis de genialidad, son algunas de las señas de identidad en sus últimos trabajos,  los cuales son los únicos que vamos a conocer. Firmados por un autor, cuya imaginación en ocasiones es imposible descifrar: "La cámara es en último término un espejo del interior de cada uno, hay mucho que ver y encontrar"
Entre sus trabajos publicados, además de los ya comentados, se encuentran: Cette Afrique, (1997); Outland, (2001); Fact or fiction, (2003); Shadow Chamber, (2005) y Boarding House, (2009).
En lo que respecta a gran parte de sus obras, están presentes en la mayoría de museos alrededor del mundo, como es el caso de: el MOMA de Nueva York, el Centro Georges Pompadiu de Paris, el Museo Stedelijk de Amsterdam, el Victoria and Albert Museum de Londres o el Museo Nacional de Fotografía de Italia.


 Dresie y Casie, Gemelo, Western Transvaal, (1993).


Handyman, (1996).


Cachorro entre los pies, (1999).


Enfermería, (2000).


Tommy, Samson y la máscara, (2000). 


Cables girando, (2001).


Hora de comer, (2001).


Cabeza dentro de la camiseta, (2001).


Salió el hombre, (2001).


Máscara torcida, (2002).


Rugido, (2002).


Desconcertado, (2003).


Se agachó, (2003).


Sin título, (2004).


Prendido, (2005).


Mimetismo, (2005).


 Huésped, (2005).


Fragmentos, (2005).


Metaformósis, (2006).


Mordedura, (2007).




2 comentarios:

Mr Hyde dijo...

Muy bueno!

F.David Rgz Campos dijo...

Muchas gracias, me alegro que te haya resultado interesante. Un saludo, Mr Hyde.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...