lunes, 19 de septiembre de 2011

Gustav Klimt: Elegancia, simbolismo y secesión.

Gustav Klimt, pintor y grabador austriaco, (Baumgarter, Viena, 14 de Julio de 1862-Viena, 6 de Febrero de 1918). Formado teórica, académica y técnicamente en La Escuela de Artes Aplicadas del Museo Imperial de Arte e Industria de la capital austriaca, durante el periodo comprendido desde 1876 hasta 1883. Institución donde entra en contacto con Franz Matsch, y donde junto a su hermano: Ernst Klimt, conforman la denominada "Compañía de artistas" en 1881, a fin de aunar sus esfuerzos manteniéndo un estilo definido y común. La decoración del Teatro Nacional de Bucarest, el Teatro Municipal de Fiume, el diseño de la caja de la escalera principal del Kunsthistorisches Museum de Viena,...estuvieron entre sus encargos más relevantes. No obstante, el paso del tiempo y las latentes diferencias estéticas en sus trabajos provocaron un cierto deterioro de las relaciones personales. Circunstancias adversas, a las que se suma el fallecimiento de Ernst Klimt en 1892 (también murió el padre de ambos, a causa de una apoplejía), la cual supuso una tremenda tragedia para la formación que tan sólo perduraría un par de años más. Lapso en el que Gustav lleva a cabo un largo viaje por Europa que le permite conocer al artista Fernand Khnopff y su producción, cuyo trato se convertirá en referencia clave para el desarrollo de su carrera personal de 1895 hasta 1898. Tras su vuelta al estudio, la compañía recibe el que será su último encargo de importancia: las pinturas del techo del Aula Magna de la Universidad de Viena. Un proyecto traducido en 10 años de inversión para su conclusión, y que dio como resultado tres pinturas espléndidas: Filosofía, Medicina y Jurisprudencia, no comprendidos ni alabados por la crítica y el escandalizado público general. Pese a que, La Filosofía en La Exposición Universal de París de 1900  recibió la medalla de oro. Creaciones, a día de hoy tristemente desaparecidas, al ser quemadas en 1945 por los nazis durante el desarrollo de la II Guerra Mundial. De hecho, a fin de evitar que las tropas soviéticas en su avance hacia Berlín se hicieran con piezas de arte, éstas permanecían custodiadas en el Castillo de Immendorf para evitar posibles daños causados por los ininterrumpidos ataques sufridos dentro del casco urbano vienés.

Miembro destacado dentro de la Sociedad de Artistas Figurativos de Viena, llamada también "La Casa de los Artistas", fue testigo del conflicto surgido en ella a lo largo de 1897. Disparidad de opiniones y puntos de vista que desembocará con la secesión de un importante conjunto con Klimt a la cabeza: Karl Moll, Otto Wagner, Josef Hoffman,... entre otros. Nombrado presidente de esta nacida escisión, un año después organiza la primera de la veintitrés exposiciones bajo la tutela del movimiento. De igual forma también en 1898, comienza a colaborar de manera esporádica con la publicación de reciente fundación: Ver Sacrum.
Posteriormente en 1905, nuevos conflictos provocan otra división interna, dando lugar a la salida de Klimt y la constitución del denominado como: "Grupo de Klimt".
Amante de su Austria natal, no se puede afirmar que fuera un entusiasta de las largas escapadas sino que más bien siempre mostró una notable reticencia a viajar. Sin embargo, en 1909 visita París y denota un especial interés por los cuadros tanto de Toulouse-Lautrec como de los fauvistas o de los postimpresionistas: Vincent Van Gogh, Paul Gauguin y el expresionismo de Edvard Munch.
Maestro del pincel, fue: geometría, minimalismo, delicada evocación, simbolismo, ritmo decorativo...cada uno por igual. Reservado, metódico y extremadamente cauto; su biografía se presenta como un secreto que es complejo desvelar. Soltero (aunque tenía tres hijos reconocidos), vivió en todo momento junto a su madre y hermanas, y poco o nada dejó entrever para comprender su peculiar personalidad. Si bien, un comentario como el siguiente bien puede resumir su forma de pensar: "Estoy convencido de que no soy una persona especialmente interesante. No hay nada especial en mí. Soy pintor, alguien que pinta todos los días de la mañana a la noche. Figuras, paisajes; de vez en cuando, retratos. Las palabras, habladas o escritas, no me salen con facilidad, especialmente cuando tengo que decir algo sobre mí mismo o sobre mi trabajo. (...) Si alguien quiere descubrir algo en mí (...) puede contemplar atentamente mis pinturas y tratar de descubrir a través de ellas lo que soy y lo que quiero"
Marcado en los últimos años de vida por la pérdida de su madre y un cambio del estilo hacia tonos más oscuros y temáticas invariables. Falleció el 3 de Febrero 1918 a los 55 años de edad, debido a las secuelas de una fuerte apoplejía sufrida con tres semanas de antelación.



Pallas Athenea, (1898).


Silver fishes, (1899).


Judith, (1901).


La novena sinfonía de Beethoven por Klimt,(1902).


Esperanza I, (1903).


 Retrato de Adele Bloch-Bauer, (1907).


Medicina, (1907).


 Extracto de Medicina, (1907).


El beso, (1907).


Las tres edades de la mujer, (1908).


Esperanza II, (1908).


Judith II, (1909).


Expectación, (1909).


El árbol de la vida, (1909).


Retrato de Adele Bloch-Bauer II, (1912).


Muerte y vida, (1916).

1 comentario:

jardindematatena@gmail.com dijo...

muy suave entrada y muy interesante blog. muchas gracias.

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...