viernes, 26 de agosto de 2011

Yves Tanguy: Infinita cordura visual.

Raymond Georges Ives Tanguy, pintor surrealista de origen francés nacionalizado estadounidense (París, 5 de Enero de 1900-Woodbury, 15 de Enero de 1955). Nacido en la Bretaña francesa, fue hijo de capitán de barco y huérfano de madre desde 1908, pasando como consecuencia el resto de su infancia en casa de diversos familiares. A partir de 1918, tras la I Guerrra Mundial, pasa a engrosar las filas de la marina mercante e inicia una serie de rutas por lugares de  África, América del sur e Inglaterra. Finalizadas sus travesías, regresa a París, donde comienza a realizar algunos dibujos y acuarelas de corte fauvista e impresionista, sin la necesidad de asistir a ningún tipo de clases para su formación, desarrollando su arte por el contacto con otros artistas, siendo Max Ernst, André Masson, Joan Miróespecialmente Giorgio De Chirico las principales referencias en su primera etapa; no en vano, los dos cuadros que vio en 1923 de De Chirico, fueron el detonante para que se dedicara a la pintura.
A mediados de los años veinte (1925) pasa a formar parte del Grupo Surrealista tras ser reconocido por André Breton, se casa por primera vez y lleva a cabo en 1927 su primera exposición individual en la Galería Surrealista de París. De igual manera tan sólo un años después, la Galería Au Sacre du Primtemps es testigo de una nueva muestra de sus trabajos esta vez de manera colectiva. La década de los treinta, la inicia realizando un viaje por África, que le sirve para insertar las imágenes de la geografía africana en sus pinturas. Su vuelta a París, lo lleva a la vida bohemia de un artista que intenta abrirse paso en el mundo del arte, donde conoce a la artista Kay Sage y entabla una estrecha relación.

Al comenzar la II Guerra Mundial en 1939,  Sage vuelve a Nueva York, su ciudad natal, y Tanguy al no ser apto para el servicio militar la acompaña; en 1940 ambos se convierten en marido y mujer. En Estados Unidos será donde pase el resto de su vida, hasta su fallecimiento en el estado de Connetica como consecuencia de un infarto en 1955. Nacionalizado americano en 1948, a lo largo de su estancia en EEUU fue relevante su exposición junto a Jackson Pollock en 1944, la obtención de una medalla por su participación en el certamen de pintura americana de 1950 o una retrospectiva de toda su trayectoria profesional el mismo año de su muerte en el MOMA de Nueva York. Perfeccionista y peculiar, sus cuadros se fijaron en paisajes imaginarios, casi oníricos, retorcidos y extraños, llenos de detallismo y matizados a base de sombras propias de De Chirico junto a un preciso número de colores claros. "Surrealismo orgánico" lo llamaban, con formas moldeables, blandas y ondulantes, que parecen cambiar de estado e imitar a seres unicelulares. Un todo fuera de lo común.
Como curiosidad apuntar que Tanguy nunca intentó o pretendió dar nombre a sus creaciones, los títulos de las mismas fueron propuestos por amistades.



Papá está herido, (1927).


Rojo de invierno, (1932).


El sol en su joyero, (1937).


Divisibilidad infinita, (1942).


A través del pájaro, a través del fuego, pero no a través del cristal, (1943).


Mi vida en blanco y negro, (1944).


Manos y guantes, (1946).


Multiplicación de los arcos, (1954).

Números imaginarios, (1954).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...