jueves, 25 de agosto de 2011

Tarsila do Amaral: Fuente de color.

Tarsila Do Amaral, pintora surrealista y modernista brasileña (Capivari, 1 de Septiembre de 1886- Sao Paulo, 17 de Enero de 1973). Comenzó sus estudios en la ciudad de Sao Paulo y en 1902 viaja a Barcelona para completar su formación, perfeccionando las técnicas de pintura y escultura. En 1916, ingresa en la Escuela de Artes de Sao Paulo, y a partir de 1920 se traslada a París, donde entra en contacto con diversos artistas plásticos. En su etapa parisina adquiere conocimientos sobre el cubismo, fauvismo y surrealismo, permitiéndole su dominio de las vanguardias entremezclarlas con la tradición, formas y temáticas tropicales, siendo la precursora del denominado modernismo brasileño. En 1922 regresa a su país natal, integrando el conocido "Grupo de los cinco" con Mario de Andrade, Oswald de Andrade, Merote de Picchia y Anita Malfatti, constituyendo la referencia intelectual de la época. En 1926, celebra su primera exposición individual en París, y al mismo tiempo se casa con su compañero Oswald. Al inicio de 1931 se separa e inicia un viaje a Rusia, donde incopora el realismo socialista soviético, representando por un breve periodo a trabajadores y campesinos en actitudes épicas y heroicas, asumiendo al mismo tiempo gran conciencia social, proyectada en obras tales como La segunda clase (1933); No obstante, con posterioridad retomará su temática surrealista, de figuras alargadas y colores vivos.

De 1936 a 1952, cesa notablemente su producción artística, y pasa a colaborar como crítica de arte en la redacción de un diario paulista. En los cincuenta participó en La Primera Bienal de Sao Paulo, siendo incluida su obra en posteriores reuniones, asimismo cabe resaltar en los últimos años de su vida, la presentación en la Bienal de Venecia en 1964. Fallecida en 1973, es considerada la pintora brasileña por excelencia, un genio femenino temperamental y luchador, que fundamentalmente en su "década mágica" (1922-1933) nos dejó paisajes surrealistas, enormes arquetipos y formas redondeadas rebosantes de extraordinarias gamas y sabor, imposibles de confundir. En los últimos años, tres películas relatan su vida: "Eternamente Pagú" (1987), "Un só Coracao" (2004) y "JK" (2006).


La negra, (1923).


Autorretrato, (1924).

 
Cerro de la favela, (1924).


El coco, (1924).


Sao Paulo, (1924).


El pescador, (1925).


La familia, (1925).


El huevo, (1928).


Abaporu, (1928).


Tarjeta postal, (1929).


Sol poniente, (1929).


Antropofagia, (1929).

Segunda clase, (1933).
Operarios, (1933).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...