miércoles, 10 de agosto de 2011

Leonora Carrington: La última mirada surreal.

Leonora Carrington, pintora surrealista, escultora y escritora mexicana de origen inglés (Clayton Green, Lancashire, Inglaterra, 6 de Abril de 1917- Ciudad de México, 25 de Mayo de 2011). Nacida en el seno de una familia de la clase alta británica, recibe una férrea educación de marcado carácter religioso y tradicional. Modelos morales y de conducta que chocan frontalmente con su innata e indomable rebeldía; expulsada de varios centros religiosos, nunca se adaptó al papel sumiso y accesorio, por entonces, otorgado a su condición femenina. Interesada en los campos de la literatura o el arte, mostró recelo constante por acatar protocolos y ceremonias acordes a su relevante clase social (Ni siquiera le agradó lo más mínimo, su presentación en sociedad en el Palacio de Buckingham ante el rey Jorge V) . En consecuencia ante éstas, a su juicio, flagrantes falta de actitudes, sus padres la trasladan interna a Florencia y con posterioridad a una escuela francesa de talante similar. Alcanzada la mayoría de edad, en plenos años treinta (1936) por iniciativa materna es admitida en la Academia de Amédéd Ozenfant donde adquiere conocimientos fundamentales de dibujo y pintura.

Al lado de Max Ernst.
Fijada su residencia en la capital parisina, tan sólo un año después coincide con el también pintor Max Ernst, en una velada organizada por  Ursula Goldfinder, esposa del arquitecto de nacionalidad húngara Erno Goldfinger donde con tan sólo 20 años inicia una apasionada relación con Ernst y al poco tiempo entra en contacto con gran parte del grupo surrealista. Enérgica y fugaz relación, rota y detenida cuando a Ernst de origen alemán en Septiembre de1939 lo arrestan las fuerzas nazis y recluyen en un campo de concentración. Contestataria contra Hitler, es forzada a huir a España ante la llegada inmediata del nazismo. Debilitada, sumida en una profunda depresión y atenazada por diversas crisis nerviosas, pasará por la etapa más turbulenta de su vida, al ser internada en un centro psiquiátrico en Santander (España) a petición expresa de su padre."No estaba para nada enloquecida, ella se enfrentó a la guerra y los locos fueron los que no entendieron el peligro de la guerra que vislumbró. Ella vislumbró a Hitler mucho más que cualquiera", dijo Poniatowska. Diagnosticado su caso como de extrema gravedad, recibe un seguimiento inadecuado a sus problemas y es tratada igual que una demente en un ejercicio profundo de falta de profesionalidad. Una conclusión deficiente y alejada de la realidad que deteriora y consume a una Leonora Carrington, que en beneficio propio consigue en 1941 con éxito escapar de la institución. Una vez libre solicitó ayuda en la embajada mexicana en Lisboa al periodista y diplomático Renato Leduc, con el cual contrae matrimonio el mismo año.

Con Lee Miller, Max Ernst y Paul Eluart (izq  dcha) en 1937.
Establecida en México al año siguiente, tras estar en Nueva York, obtiene el divorcio y da por terminada esta fugaz relación (Terminada la unión con Renato, se casó con el fotógrafo de origen húngaro, Emerico Weisz, matrimonio del cual resultaron sus hijos: Gabriel y Pablo). En tierras mexicanas mantiene relación con artistas e intelectuales de la altura de André Bretón, Luis Buñuel, Marcel Duchamp, André Masson, Octavio Paz, Diego Rivera, Frida Khalo (en menor medida), Remedios Varo, Benjamín Peret o el mecenas del surrealismo y coleccionista principal de sus trabajos Edward James, muchos de ellos surrealistas exiliados en su país de adopción. Valía y reconocimiento profesional que la llevan a exponer en  la Galería Pierre Matisse de Nueva York en 1947. No obstante, una carrera que renunció o adoleció de una cierta falta de publicidad. Así Elena Poniatowska (Autora de la exitosa novela biográfica: Leonora, 2011) ha afrimado: "Creo que Carrington es cada vez más fuerte y que va a ser más fuerte a medida que pase el tiempo. Es, de veras, tan única como lo fue Frida Kahlo en su época, nada más que ella no quiso hacerse pública”. Artista polifacética, no redujo su producción al campo de la pintura sino que hizo extensiva su creatividad a la literatura, teatro o el diseño. De hecho en 1938, vio la luz la primera de sus publicaciones, un libro de relatos fantásticos titulado: La casa del muerto; y en 1992, El séptimo caballo una excelente recopilación de sus relatos más relevantes. En teatro, suya fue la obra La invención de la mole de la década de los sesenta, y hasta para el diseño de forma póstuma terminó diversos modelos de joyas y esculturas listos para pasar por el taller.


Junto a Elena Poniatowska en 2009.
Mexicana hasta la médula, desde 1942 hasta 1985 vive de manera constante en estas tierras, y es únicamente como consecuencia  del terremoto que devasto parte de Ciudad de México, la razón por la que viaja a Nueva York (1985-1988) y Chicago hasta 1991, fecha clave en la que retorna hasta su muerte al país donde siempre perteneció.

Entre sus galardones destacan su condecoración por parte del Reina Isabel II como miembro del la Orden del Imperio Británico en Noviembre de 2000 o el Premio Nacional de Bellas Artes concedido por el gobierno mexicano en Mayo de 2005. Una trabajadora incansable, luchadora e inmortal; última de una generación surrealista repleta de genialidad y portentosa creación que se apagó con su fuerza natural el 25 de Mayo de 2011, a los 94 años de edad.
"Un personaje delirante, maravilloso. Un poema que camina, que sonríe, que de repente abre una sombrilla que se convierte en un pájaro que se convierte después en pescado y desaparece", decía de ella el Nobel Octavio Paz. Larga vida a la última mirada surreal.



Autorretrato, (1936).


Verde, (1942).


Las distracciones de Dragobert, (1945).


Are you really Syrious?, (1945).


La tentación de San Antonio, (1947).


El templo de la palabra, (1954).


El juglar, (1954).


¿Qué sería del pájaro?, (1960).


Sol Niger, (1975).


El baño de Rabbi Loew, (1969).


La advertencia de la madre, (1973).


Toro bravo, (1977).


El baño del pájaro, (1978).


El laberinto, (1991).

2 comentarios:

soyuz dijo...

Hermosísima obra de una persona tan bella, de esas que quisiera tener entre mis amigos. ¡Señorona!

F. D.R.C. dijo...

Una gran mujer. Inteligente con talento y una inmensa creatividad. Toda la razón, soyuz. Un saludo!

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...