sábado, 6 de agosto de 2011

Guido Argentini: Reflexiones privadas y desnudos plateados.

Guido Argentini, fotógrafo italiano, (Florencia, 1966). Estudiante de medicina en la Universidad a lo largo de tres años, no obstante, siempre mantuvo un profundo interés por el mundo de la fotografía. Autodidacta y amateur, no se dedicó profesionalmente a ella hasta finales de los años ochenta, impulsado en gran parte por los trabajos,  repercusión e influencia personal de los también fotógrafos: Helmut Newton y Guy Bourdin. A partir de este momento se traslada y fija su residencia en Los Ángeles (EE.UU), país en el que inicia una fulgurante carrera desde 1990. Exitosa trayectoria que pese a su relativa juventud le ha reportado la participación en la mayoría de las más prestigiosas revistas a nivel internacional: Playboy, Maxim, Men´s Health, Vogue, Marie Claire, etc.
Figura sobresaliente dentro de nueva generación de fotógrafos, su trabajo ha pasado a convertirse en uno de los más reconocidos de la primera década del siglo XXI.
Mágnifico exponente en su estilo; delicado y riguroso no deja espacio a la improvisación: "El desnudo fotográfico es probablemente el tema más difícil de todos, pero por esta misma razón también es el más estimulante. Es un desafío constante. Es un paseo por una cuerda floja que exige andar seguro, pues se corre el riesgo de caer en la pornografía o de pecar de banalidad."

Profesionalidad de la cual, ha quedado excelente constancia con la publicación de tres monográficos fundamentales: Silvereye (2003), donde lleva a cabo un estudio de la figura femenina resaltando las formas con el uso de pinturas plateadas. Cuerpos semejantes a esculturas cinceladas con cuidada geometría; armónicas y equilibradas que evocan a diosas pulidas en bronce. No en vano tal y como señala Guido Argentini, el escultor Constatini Brancusi, ha sido uno de sus referentes principales.
Private Rooms (Habitaciones privadas, 2005), su segundo libro, está compuesto por una serie de imágenes en silencio, intimas y relajadas del cuerpo femenino. Tomadas en espacios interiores, lujosas habitaciones de hotel, salones señoriales o decoraciones con estilo minimal. Alejadas de una visión clásica, dejan patente en esencia la firma voyeurista del autor que agazapado y oculto, proyecta sin censura en cada una de ellas sus propias y comunes fantasías oníricas. "Las mujeres que yo retrato son mucho más que una representación de las abstracción de la belleza que un reflejo de los valores estéticos tradicionales que el mundo de la moda se toma tan en serio", afirma Guido Argentini.
Y Reflections (Reflexiones, 2007), una serie de fotografías de cuerpos de mujer en las cuales la estética, simetría y juego de espejos plantean un peculiar análisis sobre la abstracción de las miradas y el enfoque matizado del esplendor.


Jana y Milena, (1997).


Sin título, (1997).


Tereza desde abajo, (1998).

Colección: Silvereye (2003).








Colección: Private Rooms (2005).








 Colección: Reflections (2007).








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...