lunes, 4 de julio de 2011

Guy Bourdin: erótica, surrealismo y expresión.

Guy Bourdin, fotógrafo y pintor francés, (París, 2 de Diciembre de 1928-29 de Marzo de 1991). Pasó una infancia difícil, debido en esencia y ajustándose a la realidad (alejado de los diversos rumores acerca de su vida personal y familiar) a la siguiente situación: su madre, una mujer casada, mantuvo una relación extramatrimonial de la cual nació Bourdin. Tras el parto, cuando su marido descubrió que el hijo no era suyo, se opuso a cualquier tipo de reconocimiento. Desde entonces, su padre biológico: Maurice Bourdin y la madre de éste, se hicieron responsables de su cuidado y educación. En el resto de su vida  nunca volvió a ver a su madre. Posteriormente y dejada atrás su etapa infantil, tras entrar en contacto con el marchante de arte: Lucien Henry, a mediados de los cuarenta y con tan sólo 18 años, desarrolla por primera vez su faceta como pintor durante los seis meses que permanece junto a Lucien en su casa de la Provenza. A partir de 1948, se enrola en el ejército del aire donde disfruta de su primera cámara y ejerce como fotógrafo durante su destino en Dakar (Senegal). Regresa a la capital francesa en 1950, para exponer sus trabajos pictóricos en la Rue de la Bourgogne Galerie de París y dos años después sus fotografías en la Galería 29 de la misma ciudad. Una exposición que cuenta con la introducción del fotógrafo e íntimo amigo Man Ray. Tras exhibir su obra en diversos eventos, dirige su carrera artística hacia el ámbito que mayor éxito le reporto: El mundo de la moda. De hecho aunque continuó explotando su faceta como dibujante hasta prácticamente el último de sus días (Fue el mayor de sus deseos, triunfar en la gran arte plástica de la pintura ya que consideraba la fotografía un arte y disciplina menor. Sin embargo, muestras en París o Nueva York de sus lienzos avalaban su potencial), centró su interés en captar la realidad a través de su objetivo. No en vano, para la década de los cincuenta, son ya famosas sus obras orientadas a  publicitar calzados de las casas Perugia o Valentino, pero es en los sesenta, cuando en sintonía con un prestigio profesional en alza recibe los primeros encargos de Harper´s Bazar o Photo que añadidos a su contrato con la publicación Vogue, lo encumbran a una selecta posición. Un status que en lo que respecta a su relación con Vogue, le permitió trabajar de manera incesante a lo largo de treinta años para su edición francesa y ser responsable de una veintena de campañas publicitarias para la reconocida firma de zapatos: Charles Jourdain.

Helmut Newton
Posteriormente los años 70 y 80, puede decirse que fueron los de su mayor actividad. La perfecta simbiosis con la modelo y musa particular: Nicolle Meyer, dejaron un sinfín de obras en un periodo extremadamente prolífico y repleto de genialidad. Puro lenguaje visual, a la altura del estilo e inmensa maestría de su colega, el también fotógrafo del desnudo: Helmut Newton. Aunque ahora en sus manos los cuerpos aparecen despojados del blanco y negro tan propios de Helmut, para ser dominados por el estilo fresco y sugerente de un Guy Bourdin que desata una increíble explosión de color.
Man Ray, Luis Buñuel, René Magritte o Salvador Dalí, aparecen entre sus influencias más directas. Una carrera, la suya, cercana al surrealismo y dotada de altas dosis de teatralidad. Sus a decir verdad obras rozan la búsqueda de una definición imposible: absurdas, eróticas, cómicas, transgresoras, desenfadas o lujuriosas, son algunos de los términos que se podrían utilizar en la recreación de una atmósfera tan heterogénea.

Su importancia capital en la fotografía de la segunda mitad el siglo XX, es hoy fuente de inspiración e influencia directa sobre multitud de fotógrafos inmersos en el mundo de la moda, de la publicidad o el ámbito artístico a nivel general. E incluso su legado es expuesto en museos de todo el mundo: Londres, París, Pekín,...
Entre quienes mejor han definido su labor, está el diseñador de moda Karl Lagerfeld, elevando la contribución de Bourdin  a la de un reducido grupo de escogido: "Pocos fotógrafos contemporáneos han explorado, como Bourdin, esa tierra de nadie de su oficio, a caballo entre el cine, la pintura y los grandes cataclismos del arte del siglo XX.".
Entre aquellos que se han mostrado como grandes admiradores y discípulos, destacan tanto David LaChapelle como Jean-Baptiste Mondino. Un peso en sus carreras de tales proporciones que en el caso de Mondino, llega a rozar la imitación como puso de manifiesto con la realización del videoclip "Hollywood" para la cantante Madonna, donde queda patente la similitud entre la estética fotográfica de Bourdin y las tomas del clip. Debido a ello, su hijo: Samuel Bourgin, presentó una demanda contra el realizador acusándolo de plagio.
El videoclip aparecerá al final de la entrada.

 
Trabajo para el Vogue francés (1976).



Dos instantáneas para Vogue Homme (1977).


Calendario Pentax (1980).






Sin título (1978).




Travolta (1978).

A continuación algunos de sus trabajos junto a la modelo y musa del artisa Nicolle Meyer como protagonista, en las numerosas campañas publicitarias firmadas para la casa de zapatos: Charles Jourdain.





Otra famosa colaboración Nicole, y dos trabajos más en los que se puede apreciar la similitud estética con el "polémico" video de Madonna y el  porqué de la demanda posterior.


Calendario Pentax (1980).



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...