domingo, 9 de enero de 2011

Cubismo.

El cubismo es una tendencia artística aparecida en París hacia 1906-1907, que reduce la naturaleza a las formas geométricas que el artista considera esenciales o más significativas, rompiendo con la estética tradicional clásica, el concepto de belleza y la anterior observación de lo mundano. Con él, se recomendaba despojar la apariencia de las cosas de su "realidad temporal" y seguir los métodos de la ciencia, a fin de crear un arte enteramente nuevo que se dirigiese a la inteligencia y al espíritu, sin buscar la seducción por medio de las impresiones físicas. De esta manera los pintores cubistas, tratan de representar simultáneamente sobre los lienzos diversos aspectos de un mismo objeto, es decir, lo que sabía de este objeto, y no sólo la imagen que sus ojos le permitían ver de él. Por otra parte, esta descomposición debe estar muy calculada, para otorgar al espectador la capacidad de reconstruirla mentalmente; asimismo el cuadro cubista puede representar al unísono todas las formas posibles de ver la figura, implicando la interacción de quien observa, ahora obligado a recomponer la pintura. En definitiva se tendía a que el lienzo pueda ser un objeto susceptible de producir una emoción únicamente por la disposición y organización de los elementos materiales que lo conforman, y que, constituya una pieza plástica, independiente de toda actitud reducida a la imitación. En lo que se refiere a sus innovaciones, la técnica de los "collages", que consiste en sustituir porciones de pintura por fragmentos de papeles, practicada desde 1912 por Georges Braque, Pablo Picasso o Juan Gris, fue una de sus más relevantes aportaciones.
Las intenciones estilísticas del cubismo se hallan en la denominada "reacción constructiva" de Cézanne, quien, sin renunciar a las reglas de la perspectiva tradicional, aseguraba que en la naturaleza todo podía ser reducido a formas geométricas. A comienzos del siglo XX, Braque y Picasso, comenzaron a formular su estética con las famosas "Señoritas de Aviñón"; sin embargo, es Gris la personalidad más pura del cubismo, desde su incorporación en 1912 hasta su muerte en 1927, produjo gran cantidad de obras regidas por un estricto cubismo y notable equilibrio geométrico. A partir de 1920, la influencia del cubismo sobre todas las artes, especialmente en el diseño ha sido considerable.

Algunos representantes de este movimiento son Fernand Léger, Piet Mondrian, Le Corbusier o Marcel Duchamp, entre otros.
Mención aparte requiere la escultura cubista, con los mismo objetivos que la pintura, pero trabajados en las tres dimensiones de las figuras. Donde la intersección de planos y volúmenes, junto con la descomposición de las formas, son sus características fundamentales. Destacando escultores cubistas como Pablo Gargallo, Ossip Zadkine, Constantino Brancuci, Julio González,...

Aquí les dejo, en formato audiovisual y gráfico algunas de las obras más significativas del arte cubista:




 Cabeza de mujer (1916). George Braque.

Bodegón (1927). Fernad Léger. 

Retrato de Ambroise Vollard (1910). Pablo Picasso.
 

Retrato a Pablo Picasso (1912). Juan Gris

Recogiendo en el campo (1912). Kasimir Malevich
 

Mujer con mandolina (1910). Pablo Picasso.

Mujeres en un interior (1922). Fernand Léger

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...