lunes, 10 de enero de 2011

Arte perenne.

El mundo de las ideas parece no tener límites, y en la cabeza de un creador cualquier objeto puede convertirse en una pieza de museo. El arte suelen decir que emerge de lo más simple o es simplemente colosal, en este caso las decrépitas y derrotadas hojas, tratadas por unas manos expertas pasan a ser minuciosos paisajes, retratos o figuras llenas de vida dignas de admirar. En otoño a partir de ahora, no sé olviden, las calles rebosan de lienzos preparados para ser pintados.







No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...