domingo, 9 de enero de 2011

Albert Gleizes.

Albert Gleizes, pintor cubista francés, (París, 8 de Diciembre de 1881-Saint Remy de Provence, 23 de Junio de 1953). Influido previamente por las pinturas de Paul Cézanne, participó activamente en la vida artística parisina, y estuvo en contacto con las obras de inspiracióin impresionista en sus primeros años, tras los cuales a partir de 1910 se incorpora al movimiento cubista, sobre el cual escribió, junto con Metzinger, la obra Sobre el cubismo y los medios para comprenderlo (1912), que pese a ser considerado un pintor secundario (Comparado con Georges Braque, Pablo Picasso o Juan Gris) lo convierte en el primer y gran teórico del movimiento. En 1911, en la reconocida Sala 41 del Salón de los Independientes de París, tuvo lugar su primera exposición pictórica junto a Robert Delaunay, Fernand Léger o el propio Metzinger, con cuadros que eran el fiel reflejo de su adhesión a los cánones del estilo. Sus pinturas iniciciales estuvieron dirigidas a un análisis de las formas, descubriendo y poniendo en práctica un cubismo sintético, y analítico a continuación,que de manera progresiva se verá modificado, por un interés creciente del artista en la composición, el cromatismo y sus ritmos. 

Poco después de la Primera Guerra Mundial, allá por 1915 se marcha a EEUU. En su periplo americano, Gleizes encuentra la fe, confiriéndole desde ese momento un peculiar carácter místico a sus cuadros. Al retornar a Francia tras el fin del conflicto, pasa a desarrollar una pintura basada en principios no figurativos, como por ejemplo: Pintura con siete elementos de cadencia y ritmo en 1924. Posteriormente en 1931, con el objetivo de conseguir un arte libre de materialismo, se une al movimiento de la Creación-Abstracción y pasa a dedicarse al final de su carrera a renovar el arte sacro: La caída de Babilonia. Semirretirado desde 1939, pasó los últimos años de su vida acompañado por sus discípulos, en una especie de comunidad espiritual. A destacar que en su trayectoria profesional, pese a evolucionar y ser partícipe de otros movimientos, nunca abandono los principios esenciales del cubismo.


Retrato de Jacques Nayral (1911).



Mujeres en la cocina (1911).


Los jugadores de fútbol (1912).


El hombre del balcón (1912).


Hombre en la Hamaca (1913).


Retrato de Eugéne Figuiére (1913).

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...